El COE confirma la retirada de la candidatura de Aragón y Cataluña a los Juegos de Invierno de 2030

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, confirmó este martes que no habrá candidatura conjunta de España para los Juegos Olímpicos de invierno 2030 tras no la imposibilidad de que los Gobiernos de Aragón y Cataluña alcanzaran un acuerdo. Eso sí, abrió la puerta a candidaturas individuales de ambas comunidades, aunque siempre para las siguientes ediciones.

Blanco confirmó que ya han informado al COI que España no le presentará ninguna candidatura para 2030, pero con el objetivo de seguir trabajando en una candidatura futura. «Este proyecto deportivo, que debía de aunar voluntades, ha derivado en enfrentamientos políticos basados en mentiras», dijo el máximo dirigente del Comité Olímpico Español.
«Luchamos contra candidaturas de otros países, no podemos luchar entre nosotros. La opinión pública internacional no ha sido ajena a este enfrentamiento, lastrando esta candidatura», afirmó en referencia a las diferencias políticas que han existido entre el Gobierno de Aragón y el de Cataluña.
«Esperamos que en un futuro podamos presentar una candidatura», destacó Blanco. «Aquello que hemos luchado por la candidatura conjunta abrimos la posibilidad a que algunos de los territorios puedan presentar en el futuro uno ante el COI y, cuando esté preparado, el COE lo apruebe», añadió el dirigente.
Alejandro Blanco se mostró decepcionado con los enfrentamientos de las últimas semanas entre los políticos de ambas comunidades. «No había otra salida que la cancelación de la candidatura. No podemos estar meses y meses y meses, con las diferencias que había. Un proyecto integrador lo estábamos transformando en una guerra entre constitucionalistas e independentistas, el espíritu olímpico no es eso».
No había otra salida que la cancelación de la candidatura. No podemos estar meses y meses, con las diferencias que había
Cada uno que asuma su responsabilidad, el COE asume la que tiene. Esperemos que tengamos un proyecto pronto. Es un momento duro, pero todo el trabajo hecho no lo podemos desperdiciar. Si se intenta mezclar política y deporte en el movimiento olímpico no tenemos futuro», afirmó. Además, Blanco aseguró que «todos conocen quién rompe el acuerdo». Es fácil decir que no, ahora hay que valorar cuáles son las consecuencias», señaló ante la pérdida de la posibilidad de organizar unos Juegos de Invierno en el futuro.
La decisión final del Comité Olímpico Español pone punto final a un proyecto que nació hace más de dos años, que tomó un impulso que pareció definitivo en diciembre de 2021, cuando se plantaron sus cimientos técnicos, y que perdió toda su fuerza en las últimas semanas, ante las fuertes discrepancias entre Aragón y Cataluña por el reparto de las sedes deportivas, con el esquí alpino como gran punto de controversia.

El COE confirma la retirada de la candidatura de Aragón y Cataluña a los Juegos de Invierno de 2030

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, confirmó este martes que no habrá candidatura conjunta de España para los Juegos Olímpicos de invierno 2030 tras no la imposibilidad de que los Gobiernos de Aragón y Cataluña alcanzaran un acuerdo. Eso sí, abrió la puerta a candidaturas individuales de ambas comunidades, aunque siempre para las siguientes ediciones. Blanco confirmó que ya han informado al COI que España no le presentará ninguna candidatura para 2030, pero con el objetivo de seguir trabajando en una candidatura futura. "Este proyecto deportivo, que debía de aunar voluntades, ha derivado en enfrentamientos políticos basados en mentiras", dijo el máximo dirigente del Comité Olímpico Español. "Luchamos contra candidaturas de otros países, no podemos luchar entre nosotros. La opinión pública internacional no ha sido ajena a este enfrentamiento, lastrando esta candidatura", afirmó en referencia a las diferencias políticas que han existido entre el Gobierno de Aragón y el de Cataluña. "Esperamos que en un futuro podamos presentar una candidatura", destacó Blanco. "Aquello que hemos luchado por la candidatura conjunta abrimos la posibilidad a que algunos de los territorios puedan presentar en el futuro uno ante el COI y, cuando esté preparado, el COE lo apruebe", añadió el dirigente. Alejandro Blanco se mostró decepcionado con los enfrentamientos de las últimas semanas entre los políticos de ambas comunidades. "No había otra salida que la cancelación de la candidatura. No podemos estar meses y meses y meses, con las diferencias que había. Un proyecto integrador lo estábamos transformando en una guerra entre constitucionalistas e independentistas, el espíritu olímpico no es eso". No había otra salida que la cancelación de la candidatura. No podemos estar meses y meses, con las diferencias que había Cada uno que asuma su responsabilidad, el COE asume la que tiene. Esperemos que tengamos un proyecto pronto. Es un momento duro, pero todo el trabajo hecho no lo podemos desperdiciar. Si se intenta mezclar política y deporte en el movimiento olímpico no tenemos futuro», afirmó. Además, Blanco aseguró que «todos conocen quién rompe el acuerdo». Es fácil decir que no, ahora hay que valorar cuáles son las consecuencias», señaló ante la pérdida de la posibilidad de organizar unos Juegos de Invierno en el futuro. La decisión final del Comité Olímpico Español pone punto final a un proyecto que nació hace más de dos años, que tomó un impulso que pareció definitivo en diciembre de 2021, cuando se plantaron sus cimientos técnicos, y que perdió toda su fuerza en las últimas semanas, ante las fuertes discrepancias entre Aragón y Cataluña por el reparto de las sedes deportivas, con el esquí alpino como gran punto de controversia.

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, confirmó este martes que no habrá candidatura conjunta de España para los Juegos Olímpicos de invierno 2030 tras no la imposibilidad de que los Gobiernos de Aragón y Cataluña alcanzaran un acuerdo. Eso sí, abrió la puerta a candidaturas individuales de ambas comunidades, aunque siempre para las siguientes ediciones.

Blanco confirmó que ya han informado al COI que España no le presentará ninguna candidatura para 2030, pero con el objetivo de seguir trabajando en una candidatura futura. «Este proyecto deportivo, que debía de aunar voluntades, ha derivado en enfrentamientos políticos basados en mentiras», dijo el máximo dirigente del Comité Olímpico Español.

«Luchamos contra candidaturas de otros países, no podemos luchar entre nosotros. La opinión pública internacional no ha sido ajena a este enfrentamiento, lastrando esta candidatura», afirmó en referencia a las diferencias políticas que han existido entre el Gobierno de Aragón y el de Cataluña.

«Esperamos que en un futuro podamos presentar una candidatura», destacó Blanco. «Aquello que hemos luchado por la candidatura conjunta abrimos la posibilidad a que algunos de los territorios puedan presentar en el futuro uno ante el COI y, cuando esté preparado, el COE lo apruebe», añadió el dirigente.

Alejandro Blanco se mostró decepcionado con los enfrentamientos de las últimas semanas entre los políticos de ambas comunidades. «No había otra salida que la cancelación de la candidatura. No podemos estar meses y meses y meses, con las diferencias que había. Un proyecto integrador lo estábamos transformando en una guerra entre constitucionalistas e independentistas, el espíritu olímpico no es eso».

No había otra salida que la cancelación de la candidatura. No podemos estar meses y meses, con las diferencias que había

Cada uno que asuma su responsabilidad, el COE asume la que tiene. Esperemos que tengamos un proyecto pronto. Es un momento duro, pero todo el trabajo hecho no lo podemos desperdiciar. Si se intenta mezclar política y deporte en el movimiento olímpico no tenemos futuro», afirmó. Además, Blanco aseguró que «todos conocen quién rompe el acuerdo». Es fácil decir que no, ahora hay que valorar cuáles son las consecuencias», señaló ante la pérdida de la posibilidad de organizar unos Juegos de Invierno en el futuro.

La decisión final del Comité Olímpico Español pone punto final a un proyecto que nació hace más de dos años, que tomó un impulso que pareció definitivo en diciembre de 2021, cuando se plantaron sus cimientos técnicos, y que perdió toda su fuerza en las últimas semanas, ante las fuertes discrepancias entre Aragón y Cataluña por el reparto de las sedes deportivas, con el esquí alpino como gran punto de controversia.

Deja una respuesta