Francia se embolsa una subvención española de medio millón de euros al día gracias al tope ibérico

Las eléctricas prevén que las exportaciones al país vecino se quintuplicarán tras el decreto Leer

Francia se embolsa una subvención española de medio millón de euros al día gracias al tope ibérico

Las eléctricas prevén que las exportaciones al país vecino se quintuplicarán tras el decreto Leer

Francia se embolsa una subvención española de medio millón de euros al día gracias al decreto que impone un tope ibérico al precio del gas para generar electricidad. Así se desprende del volumen de importaciones de Francia en la primera semana de la entrada en vigor de este mecanismo y el ahorro que supone para el país vecino hacerse con electricidad española.

Este ahorro alcanza los 23 euros/megavatio hora, según datos facilitados a este diario por la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec). Esta cifra se trata de una media, pero hay días como este miércoles en que el ahorro para Francia asciende, según la asociación de las grandes eléctricas del país, a 72 euros, lo que implica que con el volumen de importación, deja al operador francés como rentas de congestión 1,2 millones en una sola jornada.

En función de cómo evolucione el precio del gas, Francia puede recibir a través de estas exportaciones entre 600 y más de mil millones de subvención española durante el año en vigor de la llamada excepción ibérica, según distintos expertos del sector consultados. Son unos beneficios caídos del cielo para el operador francés que la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, intentó evitar inicialmente mediante un sistema de doble subasta, pero que la Comisión Europea vetó para que no se fragmentara el mercado comunitario.

Según la regulación europea, los intercambios entre países miembros generan unas llamadas rentas de congestión que se reparten a partes iguales entre los sistemas de ambos países gestionados por Red Eléctrica en España y Réseau de Transport d’Électricité en Francia. Eso supone que el sistema español recibe la mitad de esa renta producida por exportaciones a Francia. Pero una vez descontada, el sistema francés se embolsa el citado medio millón de euros al día.

Durante la primera semana de funcionamiento de la excepción ibérica, las centrales de ciclo combinado han trabajado como hacía años que no ocurría. Cuando el miércoles de la semana pasada generaron el 42,2% de la luz había que remontarse hasta 2008 para encontrar un día en el que se rebasase el 40% de aportación al sistema eléctrico. Esta alta actividad tiene subvención desde que el Gobierno puso en marcha el tope y una gran beneficiada es Francia, que está exprimiendo a fondo la capacidad de interconexión estos días. Y, según las previsiones de Aelec, lo seguirá siendo. «Al haber precios más bajos, desde Francia se demanda toda la energía posible que quepa por la interconexión», explican fuentes de la asociación.

«Producimos para cubrir nuestra demanda y para cubrir la exportación a Francia». También habrá -ya lo había- flujo exportador con Marruecos, aunque en mucha menor medida, pues los enlaces tienen una capacidad inferior. Incluso hay saldo exportador con Portugal, que comparte precios, si bien en este caso tiene más que ver con la dependencia lusa de la producción hidráulica en un año muy seco.

Por comparar, antes de la puesta en marcha de la medida, aproximadamente durante el 50% de las horas Francia y la península tenían un precio similar y durante el 50% restante se daban exportaciones o importaciones, en función de las tarifas. «Ahora esto va a cambiar y lo único que va a haber es un flujo exportador hacia Francia», apuntan desde la organización. Se estima que este flujo será de en torno a los 25 teravatios hora; es decir, quintuplicará los entre 5 o 6 TWh que se exportan normalmente y se acerca ya al 10% de la demanda eléctrica compartida de España y Portugal durante un año.

En esta semana el precio en Francia respecto a lo pagado en el mercado mayorista cayó 23 euros por megavatio hora, prácticamente lo mismo que en España, donde la rebaja fue de 24,8 euros respecto a lo que habría costado sin el tope y una vez aplicada la compensación a las centrales. No obstante, el ahorro medio para los consumidores españoles fue del 9% cuando el Gobierno prevé entre el 15% o el 20%. Por ahora sólo ocurrió el sábado (19%) y el domingo (21%) del pasado fin de semana.

Deja una respuesta