Huracán Fiona llega a categoría 4 y avanza con fuerza hacia el norte del Caribe

El fenómeno se dirige a Bermudas tras pasar por Puerto Rico, República Dominicana y otras islas.

Huracán Fiona llega a categoría 4 y avanza con fuerza hacia el norte del Caribe

El fenómeno se dirige a Bermudas tras pasar por Puerto Rico, República Dominicana y otras islas.

El huracán Fiona, con vientos de 130 millas por hora (215 km/h), correspondientes a la categoría 4 de la escala Saffir-Simpson (de 5), se movía este miércoles hacia el norte y el jueves estará cerca de las islas Bermudas.

(Siga leyendo: Huracán Fiona: mujer sobrevivió al ciclón encerrada en su carro con su familia)

El tercer huracán de 2022 en el Atlántico y hasta ahora el único de fuerza mayor pasó ya por Puerto Rico, República Dominicana, partes de Bahamas y las islas Turcos y Caicos.

(Además: Puerto Rico pide declarar el ‘desastre mayor’ por los daños del huracán Fiona)

El próximo territorio en su camino son las Bermudas, de las que esta mañana distaba unas 700 millas (1.125 km), según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE. UU.

En sus gráficos se muestra al huracán pasando al este de las Bermudas, muy cerca o incluso rozando esas islas, pero sin pasar sobre ellas.

El NHC, centro con sede en Miami, también está siguiendo hoy el avance de la tormenta tropical Gastón, formada y localizada en medio del Atlántico y por ahora carente de peligro para tierra.

(Le recomendamos: Huracán Fiona: ¿qué impactos tendrá en Colombia?)

Respecto a Fiona, tan solo está en efecto una vigilancia (paso en 48 horas) de tormenta tropical para Bermudas, aunque el NHC ha recomendado atención a zonas de la costa este de Canadá.

A las 08.00 horas (12.00 GMT) Fiona se estaba moviendo hacia el norte a una velocidad de 8 mph (13 km/h). Se espera que este movimiento general continúe hasta esta noche y que el jueves de un giro hacia el norte-noreste con un aumento en la velocidad de traslación.

En la trayectoria pronosticada, el centro de Fiona continuará hoy alejándose de las islas Turcos y Caicos hoy y se acercará a Bermuda el jueves por la tarde. Los vientos máximos sostenidos están alrededor de 130 mph (215 km/h) con ráfagas más fuertes.

(Lea también: México: ¿qué es la falla de San Andrés y por qué preocupa tanto a sismólogos?)

Fiona es un huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson y hasta esta noche puede aun fortalecerse más, con algunas fluctuaciones en intensidad posibles más tarde esta noche y el jueves.

Los vientos con fuerza de huracán se extienden hasta 45 millas (75 km) del centro y los vientos con fuerza de tormenta tropical, más débiles hasta 160 millas (260 km).

Es probable que los vientos en ráfagas continúen sobre sectores de las islas del sureste de Bahamas y Turcos y Caicos esta mañana, así como se mantendrán las lluvias generadas por Fiona en toda el área del Caribe afectada por su paso. Las marejadas y resacas se mantienen también.

(En otras noticias: Video: hombre prefirió huir solo que escapar con su cita de un atraco)

Fiona es un huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson.

Foto:

Orlando Barría. EFE

Daños devastadores

«El huracán Fiona ha demostrado ser una tormenta impredecible», dijo Anya Williams, vicegobernadora de Turcas y Caicos. El ciclón no causó muertos en ese territorio británico de ultramar.

Hasta el momento, el huracán dejó cinco muertos: uno en el territorio francés de ultramar de Guadalupe, dos en Puerto Rico y otros dos en República Dominicana.

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, declaró tres provincias como zonas de desastre: La Altagracia -hogar del popular balneario de Punta Cana-, El Seibo y Hato Mayor.

(Le recomendamos: Una nueva vida en Canadá para los perros rescatados de un matadero en Indonesia)

Fiona afectó viviendas y dejó serios daños en la infraestructura de servicios básicos de este país de 10,5 millones de habitantes. Las autoridades reportaron este martes que más de 10.000 personas fueron movilizadas a «áreas seguras» y que unas 400.000 están sin electricidad y 1,2 millones sin agua.

Las imágenes de los medios locales mostraron a los residentes de la ciudad de Higüey, en la costa este, con el agua hasta la cintura, tratando de salvar sus pertenencias personales. «Pasó a mucha velocidad», dijo a la AFP Vicente López, en la playa de Bibijagua, en Punta Cana, lamentando los negocios destrozados en la zona.

El NHC alertó que fuertes lluvias e inundaciones repentinas con riesgo de muerte continuarán este martes en partes de República Dominicana, un día después de que Fiona alcanzara el país.

(Además: El misterioso piso de un hotel en Corea del Norte: joven murió tras entrar allí)

En Puerto Rico, donde el huracán tocó tierra el domingo, el gobernador Pedro Pierluisi calificó este martes de «devastadores» los estragos causados por el temporal. «Esto es duro, hay muchos daños y aún estamos evaluando el alcance de los mismos», dijo en rueda de prensa.

Fiona provocó deslizamientos de tierra, bloqueó carreteras y derribó árboles, líneas eléctricas y puentes a su paso por la isla de tres millones de habitantes, un territorio libre asociado a Estados Unidos.

El martes por la tarde, apenas 300.000 usuarios tenían luz en sus hogares (un 20% del total) después del apagón general provocado por la tormenta el domingo, informaron las autoridades. Y unas 760.000 personas carecían de agua potable en sus viviendas como consecuencia de cortes de energía y desbordamiento de ríos.

(Siga leyendo: Taupo: se eleva alerta del volcán que tuvo la erupción más grande de la historia)

Jorge Cintrón, un habitante de La Parguera, en la costa suroeste de Puerto Rico, sufrió daños materiales en su casa y en su negocio, un salón de belleza. «La experiencia fue horrible. Fue bien impresionante sentir los vientos y ver cómo se levantaban las cosas», contó por teléfono a la AFP.

«Me destruyó el patio que acababa de remodelar. Ahí sí que lloré, porque después de los sacrificios que uno hace para tener sus cosas, no es fácil perderlas. Pero me voy a levantar. Yo si tengo vida y mi mamá está bien, lo demás viene por añadidura», dijo ese hombre de 57 años.

Después de años de problemas financieros y recesión, en 2017 Puerto Rico declaró la quiebra, la mayor jamás realizada por una administración local de Estados Unidos.

Más tarde ese año, el doble golpe de dos huracanes, Irma y María, profundizó la miseria, devastando la red eléctrica en la isla, que ha sufrido graves problemas de infraestructura durante años.

La red se privatizó en junio de 2021 en un esfuerzo por resolver el tema de los apagones, pero el problema persiste y toda la isla se quedó sin electricidad a principios de este año.

REDACCIÓN INTERNACIONAL*Con información de EFE y AFP

Más noticias internacionales:

– La carta secreta que dejó la reina Isabel II y no se podrá abrir hasta 2085

– ¿Cuáles son las ciudades con más millonarios en el planeta?

– Presidente Putin amenaza con usar armas nucleares: ‘no es una fanfarronada’

Deja una respuesta