La dura queja de una campeona trans de ciclismo: «Los políticos piden que nos asesinen»

La canadiense Veronica Ivy, que se convirtió en la primera ciclista transgénero campeona del mundo en pista en 2018, ha sido una de las voces que más alto han hablado tras los múltiples vetos que están recibiendo las deportistas trans recientemente. De hecho, la norteamericana ha cargado directamente contra la Federación Internacional de Natación (FINA) y su nueva normativa.
La decisión de la FINA de restringir la participación en categorías femeninas a deportistas declaradas legalmente mujeres y que hayan empezado su tratamiento de reducción de testosterona antes de los 12 años ha levantado muchas ampollas y Veronica Ivy no se ha quedado callada.
«No ha habido un solo estudio revisado sobre nadadoras trans que demuestre que existe alguna ventaja competitiva para la transición posterior a la pubertad», comentó la ciclista. «Entonces, señalar la pubertad como el punto de ruptura no se basa en ninguna evidencia, no se basa en que vean una ventaja para las mujeres trans, sólo han observado a los atletas masculinos cisgénero en comparación con las atletas femeninas cisgénero».
Además, Ivy se mostró especialmente contraria a los proyectos futuros de la FINA, que se plantea la posibilidad de crear una categoría para deportistas transgénero. «Así no es como funciona esto. Cuando estás tratando de destacar a las mujeres trans, necesitas estudiar a las atletas trans… la FINA no ha hecho eso», comenta la ciclista, que lamenta profundamente el trato que está recibiendo la nadadora Lia Thomas por parte de la federación de natación, pero también por parte de la sociedad estadounidense.
«Allí, las personas trans están bajo ataque… Personas que intentan prohibir los tratamientos y el acceso a la atención médica y el deporte… Los políticos que piden que seamos asesinadas. Ese es el contexto en el que vemos algo como esto», explica Ivy.
A la decisión de la FINA se han sumado otras federaciones deportivas que han endurecido sus normas en relación con las deportistas trans, incluida la UCI de ciclismo o World Rugby. La FIFA anunció que revisará su reglamento e intentará adaptarse lo máximo posible a los tiempos que vivimos.

La dura queja de una campeona trans de ciclismo: «Los políticos piden que nos asesinen»

La canadiense Veronica Ivy, que se convirtió en la primera ciclista transgénero campeona del mundo en pista en 2018, ha sido una de las voces que más alto han hablado tras los múltiples vetos que están recibiendo las deportistas trans recientemente. De hecho, la norteamericana ha cargado directamente contra la Federación Internacional de Natación (FINA) y su nueva normativa. La decisión de la FINA de restringir la participación en categorías femeninas a deportistas declaradas legalmente mujeres y que hayan empezado su tratamiento de reducción de testosterona antes de los 12 años ha levantado muchas ampollas y Veronica Ivy no se ha quedado callada. "No ha habido un solo estudio revisado sobre nadadoras trans que demuestre que existe alguna ventaja competitiva para la transición posterior a la pubertad", comentó la ciclista. "Entonces, señalar la pubertad como el punto de ruptura no se basa en ninguna evidencia, no se basa en que vean una ventaja para las mujeres trans, sólo han observado a los atletas masculinos cisgénero en comparación con las atletas femeninas cisgénero". Además, Ivy se mostró especialmente contraria a los proyectos futuros de la FINA, que se plantea la posibilidad de crear una categoría para deportistas transgénero. "Así no es como funciona esto. Cuando estás tratando de destacar a las mujeres trans, necesitas estudiar a las atletas trans... la FINA no ha hecho eso", comenta la ciclista, que lamenta profundamente el trato que está recibiendo la nadadora Lia Thomas por parte de la federación de natación, pero también por parte de la sociedad estadounidense. "Allí, las personas trans están bajo ataque... Personas que intentan prohibir los tratamientos y el acceso a la atención médica y el deporte... Los políticos que piden que seamos asesinadas. Ese es el contexto en el que vemos algo como esto", explica Ivy. A la decisión de la FINA se han sumado otras federaciones deportivas que han endurecido sus normas en relación con las deportistas trans, incluida la UCI de ciclismo o World Rugby. La FIFA anunció que revisará su reglamento e intentará adaptarse lo máximo posible a los tiempos que vivimos.

La canadiense Veronica Ivy, que se convirtió en la primera ciclista transgénero campeona del mundo en pista en 2018, ha sido una de las voces que más alto han hablado tras los múltiples vetos que están recibiendo las deportistas trans recientemente. De hecho, la norteamericana ha cargado directamente contra la Federación Internacional de Natación (FINA) y su nueva normativa.

La decisión de la FINA de restringir la participación en categorías femeninas a deportistas declaradas legalmente mujeres y que hayan empezado su tratamiento de reducción de testosterona antes de los 12 años ha levantado muchas ampollas y Veronica Ivy no se ha quedado callada. 

«No ha habido un solo estudio revisado sobre nadadoras trans que demuestre que existe alguna ventaja competitiva para la transición posterior a la pubertad«, comentó la ciclista. «Entonces, señalar la pubertad como el punto de ruptura no se basa en ninguna evidencia, no se basa en que vean una ventaja para las mujeres trans, sólo han observado a los atletas masculinos cisgénero en comparación con las atletas femeninas cisgénero».

Además, Ivy se mostró especialmente contraria a los proyectos futuros de la FINA, que se plantea la posibilidad de crear una categoría para deportistas transgénero. «Así no es como funciona esto. Cuando estás tratando de destacar a las mujeres trans, necesitas estudiar a las atletas trans… la FINA no ha hecho eso«, comenta la ciclista, que lamenta profundamente el trato que está recibiendo la nadadora Lia Thomas por parte de la federación de natación, pero también por parte de la sociedad estadounidense.

«Allí, las personas trans están bajo ataque… Personas que intentan prohibir los tratamientos y el acceso a la atención médica y el deporte… Los políticos que piden que seamos asesinadas. Ese es el contexto en el que vemos algo como esto», explica Ivy.

A la decisión de la FINA se han sumado otras federaciones deportivas que han endurecido sus normas en relación con las deportistas trans, incluida la UCI de ciclismo o World Rugby. La FIFA anunció que revisará su reglamento e intentará adaptarse lo máximo posible a los tiempos que vivimos. 

Deja una respuesta