Powell admite que el aterrizaje suave de EEUU «es un gran desafío»

El mercado ve cada día más probable una recesión. Ése es el escenario central de Goldman Sachs, mientras que Citibank y Deutsche Bank ven un riesgo del 50% Leer

Powell admite que el aterrizaje suave de EEUU «es un gran desafío»

El mercado ve cada día más probable una recesión. Ése es el escenario central de Goldman Sachs, mientras que Citibank y Deutsche Bank ven un riesgo del 50% Leer

El presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, empezó suave y acabó dando la voz de alarma. En su comparecencia ante el Comité de Banca del Senado de EEUU, Powell dijo primero que la economía estadounidense no tiene por qué estar abocada a una recesión aunque la ‘Fed’ siga subiendo los tipos hasta alcanzar el objetivo de inflación (media no por el IPC, sino por el índice subyacente de gasto en consumo) alcance el 2%. También añadió que el banco central no va a vacilar en endurecer el precio del dinero hasta que se alcance ese nivel, y que lo que es verdaderamente un peligro es dejar que los precios signa subiendo, incluso aunque el alza se circunscriba a la energía y los alimentos frescos, que son los componentes más volátiles del índice.

Luego, llegaron la rebajas. En el turno de preguntas, Powell reconoció que el ‘aterrizaje suave’ – o sea, una aminoración de la inflación sin causar una recesión – «es un gran desafío«. Era un mensaje contradictorio con el que había lanzado al principio, y la bolsa lo acusó de inmediato. Las modestas subidas con que los grandes índices de Wall Street habían acogido el inicio de la intervención de Powell se evaporaron de inmediato ante el tono inequívocamente preocupante de las palabras del presidente de la Reserva Federal.

El mercado ve cada día más probable una recesión. Ése es el escenario central de Goldman Sachs, mientras que Citibank y Deutsche Bank ven un riesgo del 50%. William Dudley, ex presidente del banco de la Reserva Federal de Nueva York, ha declarado a la agencia de noticias Bloomberg que una recesión en 2023 es «inevitable». La ‘Fed’, así, se enfrenta a su mayor fallo desde que hace quince años no fue capaz de prever el efecto destructivo del ‘pinchazo’ de la burbuja inmobiliaria de EEUU que provocó el colapso del sistema financiero de ese país y una recesión mundial.

Deja una respuesta